España 1500-2018: La Desamortización de Mendizábal.

Desde 1834, el régimen liberal comenzará a dictar leyes que asienten el liberalismo en España y arranquen de raíz el Antiguo Régimen. Una de las medidas más importantes de este período fue la denominada "Desamortización de Mendizábal", creada por, valga la redundancia, el ministro Mendizábal durante el reinado de Isabel II, buscaba principalmente la desamortización de los bienes del clero.

Los motivos para esta desamortización son tan evidentes como sustanciales, para empezar, se necesitaba paliar la deuda pública contraída con la I Guerra Carlista, que se financió mediante la emisión de bonos, deudas y obligaciones. El segundo motivo es la búsqueda de una reforma agraria mediante la expropiación de las tierras del clero en favor de otros que las explotarían, aumentando la producción agraria del país y a su vez creando una masa de propietarios afines a Isabel II.

"Vender la masa de bienes que han venido a ser propiedad del Estado, no es tan sólo cumplir una promesa solemne y dar una garantía positiva a la deuda nacional por medio de una amortización exactamente igual al producto de las ventas, es abrir una fuente abundantísima de felicidad pública; vivificar una riqueza muerta; desobstruir los canales de la industria de la circulación; apegar al país por el amor natural y vehemente a todo lo propio; ensanchar la patria, crear nuevos y fuertes vínculos que liguen a ella; es, en fin, identificar con el trono excelso de Isabel II, símbolo de orden y de la libertad [..,] El Decreto sobre la venta de esos bienes adquiridos ya para la Nación así como en su resultado material ha de producir el beneficio de minorar la fuerte suma de la deuda pública, es menester que en su tendencia se encadene, se funda con la alta idea de crear una copiosa familia de propietarios, cuyos goces y cuya existencia se apoye principalmente en el triunfo completo de nuestras actuales instituciones."
Real Decreto declarando la venta de los bienes del clero. Mendizábal, 19 de Febrero de 1836. 

A pesar de la intención del ministro, los resultados fueron bastante mediocres. Para empezar, la recaudación fue, cuanto menos, escasa debido a que se aceptaron vales de deuda, los llamados
"Vales Reales" que existían desde la época de Carlos IV. En lo que a la productividad se refiere, aunque aumentó el volumen de producción, el rendimiento bajó notablemente, ya que las tierras que se explotaron no eran especialmente fértiles, incapaces de producir grandes cosechas, disminuyó la productividad por hectárea.

En lo que a los objetivos sociales se refiere, no se consigue una redistribución de la riqueza ni un cambio en la estructura de la propiedad debido a que la venta se realizó a pública subasta sin ningún tipo de limitación, con lo cual, la alta burguesía y la nobleza latifundista prácticamente monopolizaron estas tierras. Se perdió la oportunidad de crear una verdadera reforma agraria.

Comentario de Historia. La desamortización de Mendizábal.
Viñeta satírica sobre la desamortización

En definitiva, aunque la Desamortización de Mendizábal fracasa en sus objetivos sociales, consiguió aumentar la producción agraria nacional, produciendo un aumento demográfico y paliando paulatinamente la deuda que se contrajo con la I Guerra Carlista. Es importante también destacar la importancia de esta desamortización en la inclusión de la agricultura en el sistema capitalista liberal, que empezaba a dar sus primeros pasos en España.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las empresas vascas invirtieron 2524 millones en innovación en el año 2016.

El Keynesianismo, breve historia.